La Bahía de San Francisco

Estándar

El transito matinal de un recién arribado, posando en tus calles la fatiga del extenso viaje, distingue el perfil sinuoso con atmósferas truncadas por lluvias de mampuestos sobrios que opacan los paisajes aledaños. Te descubres entera como la ciudad a la que se llega cubierto de sosiego avivado por ilusiones que acarician, bajo los enérgicos emblemas que albergan la célebre bahía en la costa occidental del subcontinente norteamericano. San Francisco.

Trasciende el latido agitado de tu corazón urbano incrustado en las urgidas estructuras de acero, abrazadas por máscaras de concreto, encerradas en diáfanos cristales que despliegan perturbadas sombras de geometría solapada, inocuos mantos rociando el ánimo prevalente que estimula la memoria para inmortalizar en el recuerdo, el acento sonoro de imágenes iridiscentes, de jugosa fruta fresca impasible al paladar dormido que explosiona los sentidos. De los aromas de color y el movimiento frugal que hierve con el trajín del alquitrán en las entrañas del Barrio Chino.

Tus aires impregnados con tatuajes icónicos, tambaleantes en sus trazos de expresiva historia, salpicados por vientos apacibles en el acongojado caminar que arrastra el alquitrán de calles y avenidas hasta la coquetería de la Pequeña Italia, donde se adhieren los blandos pasos en atolondrado ritmo que asciende y desciende sumergido en el olfato teñido de emociones y razas que visten la feria donde pernoctan los colores más puros, de impetuosos calores que adornan las vívidas costas pedantes de tu flagrante geografía.

Salve bahía de concavidades contenidas, de islotes de rocosa altivez acurrucados tras el mítico e icónico puente de oro que te reluce brillando. Bebiendo insaciable las indómitas olas crestudas de ese pacífico océano invisible en su allende extensión, guiñándole a la historia de la infamia con solo unas brazadas que te acercan a Alcatraz, mítico presidio cuyo concreto y acero predestino vidas paralelas a la virtud de la ley, su aplicación y sus consecuencias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s